Cintura de mujer

Para empezar la semana un poema ligero y ameno sobre una mujer con la que me crucé en un tren volviendo a casa. Con mis agradecimientos a mi crítico por todo el tiempo que ha pasado dedicándose a ayudarme. (1 página)

Cintura de mujer

Tiene cintura de muñeca
Y un porte espigado,
Tiene piel suave y canela,
Ojos de afecto fácil, corazón olvidado.

Tiene cintura de mujer.

Mira con labios lacerados
Noches de arena y pasión etílica,
Mira con labios edulcorados
Tratando de ocultar la desazón empírica.

Tiene cintura de mujer.

Un instante frente a mí macerado en su ámbar arrogante,
Una sonrisa se agazapa en la comisura de los labios,
Más allá acecha metafórica jauría de anhelo apremiante
Mientras me sumerjo en sus pupilas buscando matices balsámicos.

Nostalgia del que mira una estrella que contempló con mirada enamorada.

Una gota se hace añicos contra el cristal,
Me decido a sonreír y la muchacha dibuja un gesto extraño,
La observo sin ver nada en su diáfano mirar,
Nada salvo la marca del llanto
O quizás un reflejo fugaz
O un engaño, un destello imaginado.

Tiene cintura de mujer.

Se nubla el recuerdo y se hace el silencio,
Nada más de aquellas horas muertas
Aquél viaje, aquellos pensamientos abstemios
Encerrados entre las páginas de mi libreta.

Se levantó y se fue
Dejando tras de sí a los falsos lobos muertos de hambre,
Se fue sin llegarme a ver
Prendado de un ínfimo, un estúpido detalle.

Tiene cadera de mujer,
Ojos de niña, madurez prematura,
Canela de segunda mano en su tez
Y dentelladas midiendo su cintura.

(28/08/11)


Comentarios

Cintura de mujer — 2 comentarios